Refuerzo escolar

Muy a menudo, un mal resultado no es suficiente para poder identificar si tu hijo o hija necesita refuerzo escolar. Como a la mayoría de los niños y niñas, les es difícil hacer llegar a sus padres y madres qué es lo que realmente va mal. Por ello, debemos considerar algunas cuestiones.

Cada vez es más frecuente que padres y madres se quejen de una excesiva carga de tareas para sus hijos en las escuelas. En otras ocasiones, no obstante, normalizamos que el niño o niña esté haciendo todas las tardes tareas y trabajos  y no llegamos a saber en qué momento es demasiado.

Con el refuerzo escolar, profundizamos y repasamos todos los conocimientos adquiridos en las aulas. Gracias a la ayuda del docente en nuestro centro, se resuelven todas las dudas de las materias impartidas, ayudando a comprender mejor el temario y facilitando técnicas de estudio mejorando, en definitiva, los resultados y el progreso académico.

¿Cuándo nuestro hijo necesita refuerzo escolar?

Conforme van avanzando el curso, a veces los niños y niñas pueden tener dificultades en el aprendizaje de determinadas materias, para llegar a cumplir con sus tareas o alcanzar una buena concentración en el estudio. Pero solemos poner el grito en el cielo en el momento en el que vemos un suspenso en una o varias asignaturas en el boletín de calificaciones trimestrales.

Antes de llegar a ese punto, algunas de las señales que mostramos a continuación, nos pueden indicar que nuestro hijo o hija necesita un apoyo en el estudio:

  • Hay que dejar claro que no hay una edad mínima en la que se requieran clases de refuerzo escolar. Estas pueden ser necesarias en primaria, educación secundaria, bachillerato o niveles universitarios.
  • La excesiva distracción o el aburrimiento en las clases pueden deberse a que el nivel de las mismas no se corresponde con el que el niño o niña necesita. Esto suele ocurrir en clases con un número elevado de alumnos y alumnas.
  • La falta de hábito de estudio.
  • No saber cómo prepararse los exámenes.
  • La presión académica sea demasiado para que tu hijo o hija se adapte a ella a su propio ritmo.

Llegado el momento debemos hablarlo con el tutor o tutora escolar del alumno y valorar si es más conveniente acudir a un centro para guiarle en sus estudios.

Si su hijo o hija muestra alguna de las señales que le hemos presentado anteriormente, puede concertar una cita con nosotros y podremos asesorarle con el objetivo de que su hijo o hija saque adelante el curso escolar. Para ello puede llamarnos por teléfono o escribirnos un correo electrónico al siguiente formulario de contacto.

GRUPOS

Refuerzo Ed. Primaria
Refuerzo Ed. Secundaria
Refuerzo Bachillerato
Aula virtual