Ballet

La danza otorga beneficios físicos, psicológicos y emocionales, ya que nos ayuda a la concentración y a la expresión de nuestros sentimientos.

Esta comprobado científicamente que bailar libera endorfinas y otras hormonas relacionadas con el placer, que a su vez disminuyen la ansiedad, el estrés y la depresión. Con los ejercicios aeróbicos, anaeróbicos, de estiramiento y fuerza muscular que se dan en la danza, involucramos un trabajo cardiovascular, ejercitando todos los músculos de nuestro cuerpo, por eso podemos afirmar que trae enormes beneficios para la salud y el bienestar.

En nuestras clases incentivamos tanto el trabajo individual como colectivo además de la creatividad. Se puede abordar lo mismo a través de secuencias de movimientos coordinados, ayudando a ejercitar el cerebro trabajando las conexiones neuronales, la memoria, la concentración y la atención plena, entre otros. Asimismo, también se trabaja sobre la improvisación, a través de consignas y pautas de movimiento, favoreciendo la propia creación.

La música y sus diferentes géneros como acompañantes y/o protagonistas del movimiento nos ayudan a desarrollar los sentidos auditivos y expresivos.

La expresión del movimiento nos sensibiliza, conecta con nuestras emociones, con lo estético, lo bello, lo propio y lo ajeno. Agudiza la autopercepción, escucha propia, la autoempatía, la autoestima y desde allí, poder establecer vínculos sociales ricos y saludables.

Finalmente, sabemos de la importancia de la familia y el contexto social en la educación, siendo la escuela y sus educadores la encargada de ofrecer ese segundo entorno que enriquezca nuestros vínculos a través de acompañar, guiar y ser partícipe activo del propio crecimiento de cada individuo.

GRUPOS

Blancas
(3-4 años)
Rosas
(5-6 años)
Azules
(6-8 años)
Violetas
(8-10 años)
Granates
(10-12 años)
Verdes
(11-13 años)
Moradas
(13-14 años)
Negras
(+15 años)
Aula virtual